TIEMPOS DE RADIO Y VINILO

Jordi Puigdoménech LópezJordi Puigdomènech López
(Barcelona, 1963)

Doctor en Filosofía por la Universidad de Barcelona, es profesor asociado en la Facultad de Comunicación de la Universidad Internacional de Cataluña y forma parte del equipo del programa musical El clan del domingo, de RKB Radio, dirigido y presentado por José María Pallardó. Autor de los libros Ingmar Bergman, el último existencialista (2004), Treinta años de cine español en democracia 1977-2007 (2007) y De Petra a California. Vida, pensament i llegat de Juníper Serra (2013), entre otros.
Reseñas - Prólogo - Página principal



 Reseñas:

Tiempos De Radio Y Vinilo es un libro en el que Jordi Puigdomènech dedica un sincero y emocionado recuerdo a la historia de la radio musical, a aquellos espacios que nos abrieron fronteras e introdujeron en nuestros pabellones auditivos estilos, canciones e ideas artísticas que hasta aquellos días parecían imposibles en nuestro país.

Sin embargo, este libro no hace únicamente una visión general y estructurada a la evolución de la radio en España o a las grandes voces y emisoras puntales de aquellos comienzos. Es esta publicación, ante todo, un homenaje a la figura de José María Pallardó, personal locutor, creador de espacios radiofónicos como El Clan De La Una o Al Mil Por Mil, programas muy reconocidos en las ondas catalanas. El autor igualmente repasa, por medio de este recorrido a la carrera profesional de Pallardó, los éxitos y logros de otros colegas de profesión, compañeros que compartieron horas de radio con José María: Jordi Estadella, Ángel Casas, Constantino Romero, etcétera. De hecho, a este locutor, mentor de Puigdomènech y actual jefe del equipo de El Clan Del Domingo, donde el autor de Tiempos De Radio Y Vinilo colabora, y a sus programas se les dedica más de la mitad del libro.

Por tanto, tal vez habría merecido la pena destacar este hecho a forma de subtítulo de la obra. Y no por no estar correctamente puesto el título escogido, más bien para que los que no sepan el tributo que se le rinde a Pallardó, y sean seguidores de sus correrías por la historia de la radiodifusión española, puedan reconocer a primera vista de su portada esa compra que no deben dejar pasar.

- Sergio Guillén, Director de 'Renacer Eléctrico Music Magazine'


"Nosotros, en la radio, tratábamos de ser la voz de la otra juventud; aquélla que estaba abriendo nuevas ventanas al mundo. Pioneros de una renovación cultural, estética y musical que ya se vislumbraba a la vuelta de la esquina, nuestros espacios radiofónicos eran programas de joven a joven. Los que los escuchaban enseguida se dieron cuenta de ello, y no lo han olvidado".

- José María Pallardó, creador de 'El clan de la una', 'Al mil por mil' y 'El clan del domingo'


Inicio de página


 
Prólogo

Nadie antes había escrito un libro así. Y hay cosas que conviene dejar por escrito, para que no se pierdan en el olvido del tiempo. En la actualidad muchos jóvenes no acostumbran a escuchar la radio. Algunos ni siquiera tienen un receptor, ni tampoco saben exactamente cómo funciona o cuál es la frecuencia de las diferentes emisoras. La música que les gusta la pueden conseguir gratis, y a menudo las cosas que nada cuestan, nada se valoran. Ni siquiera tienen que preocuparse por investigar el título o el intérprete de los temas que escuchan, ya que existen aplicaciones que detectan estos datos a los pocos segundos de capturar una canción. Me resulta indignante que algunos de los teléfonos móviles de alta gama lleven aplicaciones de origen de dudosa utilidad, y en cambio no dispongan de un simple sintonizador de FM. ¿Por qué? Prefiero creer que es un olvido imperdonable, antes que pensar que no disponen de él porque a la mayoría ya no le interesa escuchar la radio.

Para muchos enamorados del medio radiofónico lo mejor de las nuevas tecnologías es precisamente que cualquier emisora, por pequeña que sea, puede escucharse desde cualquier lugar del mundo a través de Internet. Asimismo, la mayoría de estaciones ponen a disposición del oyente los podcast de los programas para poder disfrutar de ellos en diferido, el día y la hora que quieran. Este abanico de posibilidades no lo podíamos ni imaginar hace tan solo unos años, pese a que el sueño de todos los profesionales de la radio siempre había sido llegar lo más lejos y al mayor número de oyentes posible.

En este libro Jordi Puigdomènech nos evoca una época irrepetible en la historia de la radio, cuando ésta significaba mucho más de lo que hoy en día significa, por ejemplo, un medio de comunicación tan masivo como es Internet. Hace poco me decía Joan Manuel Serrat que la radio es lo más parecido a un libro, porque es capaz de despertar a un mismo tiempo imágenes, rostros, olores, paisajes... En cambio, tanto la televisión como la prensa escrita o la propia Internet -considerados en sí mismos, en su esencia- no son capaces de despertar todo el cúmulo de sensaciones que sí nos despierta la radio. Y yo añadiría, además, que la radio es el único medio de comunicación que nos permite hacer cualquier cosa mientras la escuchamos. Por eso afortunadamente hay quienes la escuchan mientras trabajan, conducen, o... navegan por Internet.

Pero es cierto que algunos de los oyentes más veteranos últimamente han perdido la costumbre de escuchar la radio. Tal vez esta realidad se produzca porque, en términos generales, a estos oyentes de la radio 'clásica' no les guste la radio que se hace ahora. Pese a que hoy en día se dispone de un gran número de medios tecnológicos parece que la radio se ha vuelto cada vez menos original, que no consigue que los oyentes se enganchen a ella como lo hacían antes. En décadas anteriores, con muy pocos medios se hacía una radio mucho más creativa, diversa, apasionante... Una radio-espectáculo que contaba con menos emisoras que hoy, pero que hacía difícil escoger entre ellas porque simultáneamente se emitían programas diferentes, la mayoría de ellos de una gran calidad.

Y en Barcelona, si la radio en sí ya nos parecía mágica, Radio Juventud era la mismísima Disneylandia. Os contaré una situación muy habitual en la Barcelona de los setenta: cuando queríamos 'ligar' con las chicas en las fiestas particulares o en las discotecas, para romper el hielo les preguntábamos cuál era su programa preferido de Radio Juventud, y en el 100% de los casos ya habíamos conseguido una primera complicidad, un primer elemento en común porque todos los jóvenes escuchabamos Radio Juventud. Creo que una coincidencia tan absoluta no se ha vuelto a producir desde entonces.

Luego llegó la primera emisora en estéreo del país, precisamente la Frecuencia Modulada de Radio Juventud de Barcelona, RJ-2. Gracias a ella descubrimos que en las canciones había matices que no se percibían desde la entrañable Onda Media, de sonido cálido pero muy limitado en cuanto a variantes tonales se refiere. Porque entonces la música que nos gustaba había que comprarla, o esperar a que sonara por la radio. Nuestro bolsillo no llegaba para todo. Paralelamente aparecieron los primeros magnetófonos a cassette capaces de grabar de la radio, con lo cual podíamos escuchar una y otra vez nuestras canciones preferidas, aunque casi siempre recortadas o 'pisadas' por el locutor de turno. Me imagino que los más jóvenes de ahora 'alucinarían pepinillos' si supieran lo que llegábamos a hacer para escuchar nuestra música.

La radio y los vinilos eran toda nuestra vida, y Jordi lo explica como nadie en este libro que os recomiendo leer. Mientras, de fondo, pueden sonar aquellas canciones que debéis tener bien guardadas en vuestro botiquín de emergencias... por si acaso.

- Albert Malla


Inicio de página
Arco Iris
Jordi Puigdomènech López
Tiempos de radio y vinilo
21×15 cm - 200 pág.
ISBN: 978-84-938626-2-6
PVP: 16,50 EUR
Libro electrónico

También disponible como libro electrónico.
(Formato PDF - 3,3 MB). Más detalles

Arco Iris
Volver a publicaciones - Página de bienvenida - Pedidos
Arco Iris