FOTO FIJA

Personajes
Esteban Rodríguez Ruiz Esteban Rodríguez Ruiz
Nació en Alcubillas (Ciudad Real) en el año 1950. Titulado en Ingeniería Técnica Agrícola y Licenciado en Filosofía, es autor de diversos libros, y de los que ha publicado cabe destacar: El seguro agrario en la provincia de Ciudad Real. Período 1983-1989 (1990); Dios, La Mancha y el Hombre en la poesía de Juan Alcaide (1993); Evocación (1995); Vicente Cano. Poeta (1997); Trabajos Escolares. Filosofía (1997); Galería de Personajes (2001); Alcubillas, un pueblo con historia (2002) y Eladio Cabañero. Una mirada hecha verso. Aproximación a su poesía (2004).
Pertenece, desde su fundación, a la "Asociación Amigos de Juan Alcaide", de la que es Socio de Honor, y donde ha participado en sus publicaciones colectivas: Debate sobre la obra inédita de Juan Alcaide (1995); Testimonios sobre el libro "Últimas Palabras", de Matías Sánchez-Carrasco (2000) y Álbum Poético, 2001. Juan Alcaide 1951-2001 (2002). También forma parte de la "Asociación de Escritores de Castilla La Mancha".
Es colaborador habitual en la prensa provincial, habiendo publicado cuatro libros de artículos: Puntos de Vista (1998); Desde el Mirador (2000); Aproximaciones (2004) y Contrapunto entre celebraciones (2005). Actualmente es columnista en "LA TRIBUNA" de Ciudad Real.
Miembro del "Grupo Literario Guadiana", ha publicado relatos en las Revistas Literarias Manxa, Albaicín Criptano y Pan de Trigo, recibido varios premios literarios y actuado como mantenedor o conferenciante en diversos actos culturales.
Asimismo ha participado con distintos colectivos en la publicación de los volúmenes:
Cien × Cien
(2001); Homenaje al Quijote (2002) y Villa Blanca (2004). En el año 2003 fue incluido en La tierra iluminada. Un diccionario literario de Castilla La Mancha, de Francisco Gómez Porro.
 
Reseñas - Presentación - Contenido - Página principal
 

 
Reseñas:

"Nos encontramos ante un nuevo libro de Esteban en el que hace un retrato de personas y situaciones. Nos habla de esos recuerdos suyos o que otros han contado, pero que, él, ha vivido con la intensidad y el enfoque de su punto de mira, formando esa foto fija que se queda impresa no ya en nuestra retina pero sí en nuestra imaginación. El autor, como un detective, intenta descubrir el sentir de los personajes de sus relatos, datos para introducirnos en ese mundo en el que destaca la vida rural donde el vivir sencillo pero intenso en el que se mueven sus personajes nos da una idea de su personalidad, lo cual les hace singulares: con sus pautas de comportamiento, pensamientos y emociones.

Como diría John Berger 'A veces, a fin de rebatir una sola frase es necesario contar toda una vida. Si se pudiera dar nombre a todo lo que sucede, sobrarían las historias'.

Los detalles significativos es lo que abre el interés del lector, lo que hemos sido a través de la historia: un conjunto de sensaciones, emociones y aspiraciones vitales. Esteban nos invita a viajar a través de la historia de unos personajes y lo hace con una manera de escribir ágil y amena, permite una lectura fluida y sensible, cargada de sentimientos y reflexiones. Como podemos destacar cuando dice 'Se fue vaciando en nosotros con el celo y las ganas de aquel que sabe que tiene una oportunidad singular para empujar la historia...' o cuando habla del padre Valerio '...su presencia ejercida con la autoridad que no necesita ser impuesta, pues ella misma impone y marca ritmos de las adhesiones y premios...'

La expresividad que rezuman en sus líneas, te lleva a leer historia tras historia casi de una forma compulsiva, donde su lectura te atrapa, mas de pronto se escapa un suspiro, tan intenso y necesario, para recoger ese aliento que te permite descubrir que necesitas tomarlo para seguir, suspiro que deja entrever un punto de complicidad por tantas otras historias que nos son tan familiares.

Nos trae el recuerdo de aquellos días en que reunidos junto al fuego escuchábamos tantas historias que, aunque muchas no entendíamos, hacían desplegar nuestra imaginación.

Con estos relatos, Esteban, también intenta reunirnos al amor de la lumbre para deleitarnos y dejarnos sentir lo que otros vivieron y sintieron. Tenemos que agradecerle, en nombre de todos aquellos que hoy no están, el que haya conseguido hacerlos presentes, liberar esa parcela donde ocurrió para ampliar las fronteras de estas historias, las ha rescatado del olvido, que no olvidadas, pues siempre el recuerdo permanece vivo en los más cercanos."

- Presentación Pérez en la revista literaria 'Manxa'


"Con Foto Fija, Esteban Rodríguez suma un nuevo volumen de relatos a su ya dilatada trayectoria. Columnista, narrador, ensayista, su que hacer viene marcado por una rigurosa coherencia que le ha servido para trazar al par de su pasión por la palabra un interesante universo literario. En esta ocasión, busca a través de estas instantáneas 'fijar la imagen de una realidad viva que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, de la historia'.

Imágenes, pues, que rememoran, en la mayoría de los casos, personajes de un ayer que aún sigue muy vivo. Así, desfilan por estas páginas, protagonistas de diversos caracteres y orígenes: desde la calidez de la mulata Luisa, pasando por el amor otoñal e 'in extremis' de Laura y Andrés, por la maltrecha obesidad del pequeño Manuel..., hasta llegar a la figura fantasmal del Rector o las sentidas promesas de Natalia. A éstos, se le unen espacios y fechas que devuelven a día de hoy una realidad distinta, pero común: la de un conjunto de inolvidables recuerdos que fluyen al compás de una prosa cuidada y evocadora."

- Jorge de Arco


"Esteban no habla de cine, tampoco de fotografía. Su experiencia en la vida, las conversaciones que recoge desde su infancia, la impresión que ciertos personajes le provocaron en un momento dado, tras haber perdido de algunos de ellos, incluso cualquier rastro de su existencia, han servido para edificar un cuerpo sólido de pequeños relatos, probablemente el género más difícil por la condensación intelectual y literaria que requiere.

Como si de un análisis psicológico se tratara, de una disposición de espejos, de una suerte de rayos x en ocasiones, Rodríguez elige una galería de treinta personajes para estudiar individualmete sus savias y descubrir el universo al casi nunca se accede sólo con una primera impresión.

Y ahí está una de las grandes virtudes de esta deleitable obra, cuya lectura atrapa desde el primer renglón de la primera historia. El autor se conmueve con sus personajes, recorre sus corazones, ahonda en sus misterios. Aunque no les juzga, a veces les apostilla, les deja caminar solos, pero en algún momento del camino se cuestiona qué hubiera sido de ellos si el destino hubiera cabalgado de otra manera.

El confesor Rodríguez, el voyeur que alcanza con los ojos tiernos de un infante el alma de su presa literaria, descubre con minuciosidad historias, que por cercanas, no dejan de impresionar por la fuerza y la riqueza que las mantiene. ¿Quién no ha sido niño? ¿Quién no ha preguntado a sus mayores ante el temor de una descorazonada respuesta? Y, ¿Quién no ha admirado lo oculto?

El capitán, la tía Chopera, el joven veraneante, Laura, el anónimo, nadie es como parece. De ahí el acierto que ha tenido Rodríguez al plantear este juego inteligente y generoso. El tiempo del relato, el largo paseo de miradas con el que escudriña a las figuras, enriquece y multiplica el gusto de esta lectura amena, entretenida, fresca y reflexiva, que a la postre reclama la sensibilidad de quien la lee ¿Quién no ha juzgado de antemano? Porque Esteban habla de personajes reales, gentes que cualquiera hubiera podido conocer. Abre las ventanas de sus existencias, y también la conciencia del que se enfrenta al relato, al que a nadie puede dejar indiferente.

Los ojos literarios y tremendamente descriptivos de matices de Esteban Rodríguez rememoran el mejor cine francés, ese que perfila con detalle a las personas mientras soportan la dura canícula del mes de agosto. Todos tenemos una foto, no hay quien nos libre de ella. El autor de Evocación (1995) ha empleado la mejor pluma para dibujarnos."

- Diario 'La Tribuna de Ciudad Real'


"La importancia de esta obra recae en que trata diferentes caracteres y personalidades individuales. Un hecho que demuestra que nadie somos anónimos, a pesar de que tengamos ese concepto, porque en cualquier momento pasamos a formar parte de la memoria de otra persona y de su historia.

Se realiza una descripción corta pero comprometida de cada protagonista, que están expuestos con unos trazos finos, como los dibujos de Doré en la obra del Quijote.

Su trabajo es como la verdadera poesía, que se lee enseguida pero da qué pensar."

- Luis Cano Gutiérrez


"Esteban Rodríguez Ruiz nos propone en este, su último libro, con una agradable sucesión de pequeñas historias cotidianas, en las que retrata diferentes personajes y situaciones ambientadas en su mayoría en la España rural de los años cincuenta y sesenta. El autor nos habla de esos recuerdos suyos, o de otros le han contado, rescatando de la memoria ese recuerdo de las diferentes realidades vividas durante aquellos años.

"En el libro encontramos una treintena de relatos breves o 'instantáneas' en las que se intenta fijar la imagen de esa realidad cotidiana vivida por los distintos personajes del libro. Realidades, sentimientos y experiencias que son rescatadas por la pluma del autor para tejer este particular mundo de recuerdos que es esta obra. Una lectura diferente, cargada de sentimientos y reflexiones del narrador que trata de mostrarnos la realidad de una época situada ya en nuestra memoria colectiva. En cada uno de estos mini-relatos encontramos a un protagonista, o protagonistas, en distintas situaciones y contextos; la pretensión de estas pequeñas historias no es otra que fijar la imagen de esa realidad vivida por los protagonistas como si de una 'foto fija' se tratase. Intensos, pero breves fragmentos de tiempo hábilmente capturados por la pluma del autor. Esteban nos describe además las reflexiones, los pensamientos y las emociones de estos personajes compartiendo con nosotros su rico mundo de experiencias y recuerdos. Un libro que se lee de un tirón gracias al lenguaje ameno y fluido que utiliza el autor, y a la brevedad de dichos relatos, cargados de expresividad y sentimiento. Sin duda una excelente lectura para pasar estas tardes de otoño."

- Gonzalo Belchi Cruzado de la revista 'Spannabis'


Inicio de página
 

 
Presentación:

La pretensión de estos relatos no va más allá de lo que indica el propio título del libro: "Foto Fija". Se busca, en cada uno de ellos, fijar la imagen de una realidad viva que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, de la historia, pero que, contemplada en un momento concreto, en la perspectiva de los días, produce el efecto de un producto terminado, cerrado y estático, aunque evocando una realidad distinta.

La mayoría de ellos centran su atención partiendo de una persona concreta y más raramente en un colectivo referencial, pero en todos los casos hay detrás un personaje real, aunque lo plasmado en estas páginas no se ciña, porque en ningún caso aspiraba a ello, a una mera biografía que recoge cada uno de los aspectos y circunstancias, más bien lo contrario, pues partiendo de un dato elabora el conjunto, sin dar más importancia de la debida a la fidelidad. Es más, en algunas ocasiones encontraremos refundidas distintas referencias bajo un mismo título.

Foto fija, por tanto, que aspira a transmitir lo que hay detrás de esa primera imagen evidente que se nos muestra accesible sin mayor esfuerzo, pero que nos proporciona un universo mucho más rico si somos capaces de detenernos y mirar más allá del barniz protector.

No hemos buscado la coherencia cronológica, por lo que será posible encontrar saltos en el tiempo, tanto dentro de cada uno de los relatos, como en el orden de aparición de los mismos.

Presentamos, pues, treinta instantáneas y un Epílogo que intenta apuntar a la interminable tarea del camino a recorrer, siempre inédito. Todos hacen su aportación particular buscando lograr un conjunto armonioso, mas serán los receptores finales del libro, los lectores, los que pondrán las últimas pinceladas a la creación.


Inicio de página
 

 
Contenido:

Presentación .......... 13
Patricio el Triste .......... 15
La mulata Luisa .......... 19
Toda una vida .......... 23
Deserción .......... 29
El Capitán .......... 33
El Maestro .......... 37
El Padre Valerio .......... 43
La tía Chotera .......... 47
Amor de otoño .......... 51
Espinas .......... 55
El alma enferma .......... 59
El sastre .......... 63
Fantasmas .......... 67
Antonio .......... 71
Los veraneantes .......... 77
Manuel .......... 81
La niña de la guerra .......... 85
Carlos .......... 91
Laura .......... 99
Mario .......... 103
Ángel .......... 109
Don Julián .......... 115
Doña Mariluz .......... 121
Isidoro .......... 125
Fausto .......... 129
Jacinto .......... 135
El Rector .......... 139
Aquellas mujeres .......... 143
Ramón .......... 149
Natalia .......... 157
Epílogo. Desconcierto .......... 165

Inicio de página
Arco Iris
Esteban Rodríguez Ruiz
FOTO FIJA
21×15 cm - 167 pág.
ISBN: 978-84-933354-8-9
PVP: 11,00 EUR
Libro electrónico

También disponible como libro electrónico.
(Formato PDF - 0,5 MB). Más detalles

Arco Iris
Volver a publicaciones - Página de bienvenida - Pedidos
Arco Iris