ELUCUBRACIONES DE UN SUPERVIVIENTE

Poemario
Miguel Ángel Rincón Peña Miguel Ángel Rincón Peña
nació una noche de noviembre de 1977 en Ronda (Málaga), actualmente reside en Prado del Rey (Sierra de Cádiz). Desde muy temprana edad comienza su interés por la cultura, concretamente por la música y la poesía. A partir de entonces investiga, escucha y lee a los grandes.

Desde el año 2000 viene publicando artículos y poemas para varias revistas, tanto impresas como digitales. En la primavera de 2003 publica su primer libro La Tormenta. En 2004 colabora en una antología poética llamada Voces del pueblo. En el verano de 2005 realizó una exposición de poemas visuales. También colabora asiduamente en varias emisoras de radio con secciones culturales. Actualmente dirige el portal miguelangelrincon.com

Con esta obra de Elucubraciones de un Superviviente lanza a la luz pública su segundo trabajo literario.
 
Reseñas - Prólogo - Índice - Muestra de lectura - Página principal
 

 
Reseñas:

"Con este sugerente título, el poeta rondeño Miguel Ángel Rincón Peña, afincado en la provincia de Cádiz, nos abre las puertas de su mundo, de sus noches, de sus pasiones, para que podamos compartir su visión sobre los seres y estares."

- Asociación de Escritores Noveles


"Miguel Ángel Rincón Peña nos sorprende gratamente con su segunda obra, 'Elucubraciones de un Superviviente', un pequeño poemario hecho, como dice el autor, de sueños, historias, experiencias e ilusiones. Todo un sin fin de sensaciones y experiencias vividas por el joven poeta a lo largo de su vida. Un libro diferente y de cómoda lectura compuesto de cuarenta y cuatro poemas dispuestos sin un orden aparente. La obra tiene un estilo esencialmente romántico que nos sumerge dentro de una atmósfera de melancolía y recuerdo. Los poemas de Miguel Ángel Rincón Peña destilan cierto aire modernista que queda reflejado en la composición estética de sus rimas, donde experiencia lírica y experiencia intelectual conviven de manera armoniosa. Miguel Ángel Rincón plasma a la perfección en sus versos la esencia del momento vivido para hablarlos del paso del tiempo, de los desaparecidos, de bares y luces de neón, de encuentros y desencuentros, de besos y autos de choque, y en fin, de todos aquellos recuerdos y experiencias a lo largo del tiempo ha ido atesorados el poeta gaditano.

"Una interesante y sugerente propuesta literaria para disfrutar y descubrir la poesía española más actual. Una lectura más que amena y agradable con la que evadirse de la cotidianidad del día a día y refugiarse en palabra y el ensueño de la poesía. El prologo del libro ha corrido a cargo del conocido escritor, periodista y poeta Juan José Téllez, quien nos ofrece una brillante e interesante introducción biográfica del autor y su obra. Os recomendamos encarecidamente esta simpática lectura, date un pequeño capricho y cómpratelo."

- Gonzalo Belchi Cruzado de la revista 'Spannabis'


Inicio de página
 

 
Prólogo:

Dejá vu

Miguel Ángel Rincón Peña envía a la imprenta su segundo libro Elucubraciones de un superviviente, que desde su título plantea una indudable posición de partida: se trata de un imaginario personal en el que su autor asume la supervivencia como una actitud ante la historia. Además, se trata de poemas: este joven escritor gaditano también es autor de ficciones narrativas e, incluso, acarició la idea de conciliar verso y prosa en su segundo título, a la manera quizá de aquel vertiginoso Azul de Rubén Darío. Le ganó la prudencia: bien hecho, quizá haga falta una mayor dosis de madurez que de instinto de supervivencia para intentar conciliar dos géneros tan dispares, dos visiones literarias tan diferentes y tan a menudo contrapuestas como las que presupone la lírica y la narrativa.

A pesar de que un cierto aliento modernista prima en la construcción de los poemas y, sobre todo, en la configuración de sus rimas, bastará con echarle un vistazo al índice de esta obra para encontrarnos bajo una atmósfera decididamente romántica, en el mejor sentido de la palabra. Rincón, indudablemente, se sitúa en la estela de lo que Fernando Ortiz denominó como "la estirpe de Bécquer", esto es, una corriente central en la poesía andaluza contemporánea que no arranca precisamente del autor sevillano sino, desde mucho antes, desde Herrera y Góngora, hasta alcanzar a Javier Salvago y a otros escritores de nuestros días.

Como trasfondo, en Elucubraciones de un superviviente, se revisan temas clásicos de todas las poéticas: el de la rueda del tiempo, por ejemplo, tan presente en nuestra cultura como en otras lenguas romances, pero sus planteamientos estéticos coinciden también con los de las letras de la canción de autor o del pop -a los viejos rockeros les emocionará su cita de 091-. No en balde, los cancioneros constituyen no sólo una de las principales fuentes nutricias de la poesía en español sino, en especial, el alimento sustancial de una generación que prefiere con mucho escuchar música a leer libros. Una cierta melancolía vital, la angustia juvenil por el paso del tiempo, tan diferente de la que dispensa la madurez en ese mismo contexto, o la pasión que generan encuentros o desencuentros, constituyen la principal materia literaria que intenta defender este texto.

Los versos de Miguel Ángel Rincón están llenos de besos, de desaparecidos, de autos de choque en las autopistas, de bares de neón a la manera de la otra sentimentalidad, y de otros muchos estímulos literarios en los que alienta su inequívoca condición de esponja que es capaz de convertir el eclecticismo en todo un estilo personal: un poeta es lo que percibe y este tiene abiertas todas las ventanas de su alma.

Así, con Andrés Mirón, él sabe que la tristeza es el llanto de los sauces. Y, con Raimon, desearía volver a sentir el viento en la cara. O con Dante penetra en un infierno con olor a ron. Sin duda, la luna que le ha visto vagar es la misma del antiguo tango de Gardel. Ya lo vimos antes pero lo que hoy vemos, en estas páginas, es de ayer y de hoy al mismo tiempo. Resulta hermoso y revelador el hecho de revisitar, a través de su poesía, el viejo videoclip de nuestra propia memoria.
- Juan José Téllez
Inicio de página
 

 
Índice:

Presentación del autor .......... 13
Prólogo .......... 15
Elucubraciones de un Superviviente .......... 19
Todo aquello que un día fui .......... 20
Encuentro .......... 21
Cuando estamos juntos .......... 22
Hoy quisiera... .......... 23
Visiones aparentemente ilusorias .......... 24
Los desaparecidos .......... 25
Ícaro .......... 26
A estas horas .......... 27
La tristeza .......... 28
Volver a sentir .......... 29
Las nubes de mi cabeza .......... 30
Deshojando margaritas .......... 31
De nada me arrepiento .......... 32
Primera bajada al Averno .......... 33
Cuartos de hotel .......... 34
Me gusta mirar al cielo .......... 35
El Amor .......... 36
Versos innegables .......... 37
Hace tiempo que dejé de soñar .......... 38
Si supieras... .......... 39
Tesis de una visión .......... 40
Fantasmas eléctricos .......... 42
Lunes de madrugada .......... 43
Tormentas .......... 44
Buscando la Aurora .......... 45
Entre tu noche y la mía .......... 46
Carretera a ninguna parte .......... 47
Ciudades movedizas .......... 48
Mil huracanes .......... 49
Somos .......... 51
Eterna Rita .......... 52
La profunda noche .......... 53
Desde mi agujero... .......... 54
Estrellas .......... 55
Naufragio .......... 56
Soledad laberíntica .......... 57
La última noche .......... 58
En la cuneta .......... 59
Oda a la muerte .......... 60
Lo ke ba benì .......... 62
Entendí .......... 63

Inicio de página

Muestra de lectura:

Elucubraciones de un Superviviente

El paso del tiempo hace mover nuestro mundo,
hace que lo que ayer era semilla, sea hoy flor
que lo que ayer era una idea, hoy sea canción.

El transcurrir de la vida hace que todo evolucione,
que lo que hoy es sueño, sea mañana realidad,
hace que lo que hoy es un río, mañana sea un mar.

El maratón de la existencia inventa futuros improbables.
Quién sabe dónde terminarán mis huesos al amanecer,
quién sabe en qué lugares esperaré al anochecer...

La vereda de nuestra vida se va estrechando lentamente
casi sin darnos cuenta nacemos, crecemos, sin saber
que la añorada inmortalidad era cosa de la niñez.

Y aún hay gente que lucha a diario para existir,
portando banderas que el tiempo ha de barrer,
guiando sus vidas por la maraña del tropel.

Existe gente capaz de aguantar el chaparrón diario
que exige la subsistencia cuando no hay nada más,
cuando el amor es un desamor prolongado al más allá.

El rechinar de nuestros huesos nos hace pararnos y pensar
en cuestiones que hasta ahora nunca se nos habían ocurrido,
cosas que antes, nuestra incipiente juventud relegó al olvido.

Ya va siendo hora de aparcar la vida por un momento
y descender del tren a mirar la vía, a observar el fin.
Porque la vida, es agonizar y aprender lentamente a morir.

Inicio de página
Arco Iris
Miguel Ángel Rincón Peña
ELUCUBRACIONES DE UN SUPERVIVIENTE
21×15 cm - 63 pág.
ISBN: 978-84-933354-1-0
PVP: 7,50 EUR
Libro electrónico

También disponible como libro electrónico.
(Formato PDF - 0,4 MB). Más detalles

Arco Iris
Volver a publicaciones - Página de bienvenida - Pedidos
Arco Iris